RECUERDOS DE VALDIVIA: COMIENDO KÚCHEN

Por: Germán Bielefeldt V.

  En el torneo de la Semana Valdiviana de 1990, el cual fue ganado por el Maestro Internacional Cristian Michell y jugado en los salones del  desaparecido Hotel Pedro de Valdivia, se vivieron momentos emocionantes y otros curiosos, como lo que ocurrió el primer día de competencia.

   Entre los inscritos figuraba un jugador alemán que nadie conocía y que aparentemente era de un nivel muy fuerte.  En su debut le correspondió enfrentar al buen valor local Luis Alvarez y el germano lo barrió del tablero con brillante ataque al rey.  Rápidamente se corrió la voz que el alemán era maestro FIDE y hasta el reportero de una radio fue a entrevistarlo.  Pronto se conoció la 2º ronda que se jugaría al otro día, el alemán con negras debía enfrentar al alemán de Osorno, es decir, yo.

   Más de alguien me dio el pésame por anticipado, pero por entonces me encontraba en mis mejores momentos por lo que muy tranquilo me dije “Ver para creer.”

   La partida que hoy quiero compartir con ustedes es casi como de silabario, ya que muestra los peligros de un planteo errado de apertura, la prematura salida de la dama y lo que constituye un “pecado venial”,  la captura del llamado “peón de la abuelita.”

 

TORNEO SEMANA VALDIVIANA 1990

Blancas: Germán Bielefeldt

Negras : Stefan Reinhold

Defensa Siciliana, Dragón

1 e4 c5 2 Cf3 d6 3 d4 cxd4 4 Cxd4 g6 (Es más habitual jugar primero … Cf6 y luego … g6) 5 Cc3 Ag7 6 Ae3 (Por un momento estuve tentado de jugar 6 f4, para sí 6 … Cf6? 7 e5!, entrando en la trampa de Leonhart.  Finalmente opté por el Ataque Rauzer) Cc6 7 f3 (Esperando la habitual 7 … Cf6 8 Dd2 0-0 9 Ac4, etc.) Db6?! (El alemán trata de explotar la supuesta debilidad de la casilla “e3”, pero toda la línea es excesivamente artificiosa, lo cual el blanco aprovecha de inmediato) 8 Cd5! Dxb2? (Necesario era reconocer el error jugando sencillamente 8 … Dd8 9 Cb5 Tb8, etc. [10 Cxa7? Cxa7 11 Axa7 Da5+!] con ventaja posicional blanca. Ahora el negro pierde material) 9 Tb1 Da3 (Sí 9 … Dxa2 10 Cxc6! bxc6  11 Cc7+, gana)

Después de 9 ... Da3

10 Cb5! Da5+ 11 Ad2 Dd8 12 Cdc7+ Rf8 13 Cxa8 (Ahora el segundo jugador tratará de recuperar por lo menos la calidad, pero eso trae un grave defecto posicional que el blanco logra captar tempranamente) a6 14 Cc3 b5 15 a4! (Las blancas no dan respiro a su rival) b4 (Por supuesto que no 15 … bxa4 16 Cb6) 16 Cd5 Ab7 17 Cab6 e6 (Por fin se materializa la recuperación de una pieza, pero a precio muy alto) 18 Cxb4 Dxb6 19 Cxc6 (Simple y bueno. El golpe táctico 19 Cxa6 se contestaba con … Da7 y luego … Dxa4) Dxc6 20 a5 (Ahora todo está claro, se amenaza 21 Tb6 y Ab4, es decir, la debilidad del peón “d” es mortal.  Por otra parte la falta de desarrollo del negro no es del mismo valor que la del blanco, ya que el alfil “f1” juega de lejos) 20 … Ad4 21 Tb4 Aa7 22 Tc4 Dd7 (Forzada, ya que sí 22 … Db5 23 Tc8+!, gana)  23 Ab4! Rg7 (Tras 23 … Re7, se gana con 24 e5 Ab8 25 Td4 Ad5 26 Axa6 o 26 c4) 24 Axd6 Db5 (No hay respuestas. Sí 24 … De8 25 Tc7, o 24 … Cf6 25 Tc7, ganando en ambos casos)


Después de 24 ... Db5

25 Af8+!! (Brillante golpe. Se gana la dama o es mate) Rf6 (Tras 25 … Rxf8, se gana con 26 Tc8+ Axc8 27 Axb5 axb5 28 Dd8+ Rg7 29 Dxc8, etc.) 26 Dd8+! Re5 (En caso de 26 … Ce7 27 Dxe7+ Re5 28 Dg5+ f5 29 f4, Mate) 27 Ad6 Jaque Mate.  (Pocas veces se da un mate así)

   Al final de cuentas, él “fuerte maestro alemán”, no era más que un turista entusiasta, al igual que todos nosotros.  Por eso amigos, con treinta años de ajedrez en el cuerpo les  puedo decir que siempre recuerden lo siguiente: “Ver para creer”.

Osorno, julio de 2005.

“Chessman”