AJEDREZ  Y LITERATURA        (5º PARTE)

Por:  Germán Bielefeldt V.

      Sigue pasando el tiempo y en mi colección personal hay nuevas obras literarias en donde el ajedrez está presente en la trama, algunos de modo importante y en otras no tanto. Esta sección pretende compartir una pasión con el mundo del juego ciencia, ello en el entendido de que existen aficionados interesados en todo lo que diga relación con el. Como de costumbre, lo que está en cursiva y comillas, es la contratapa del libro.

17)   BOBBY FISCHER SE FUE A LA GUERRA

David Edmonds y  John Eidinow:    Ediciones Debate  2006,  382  páginas.

     “Desde 1948, la Unión Soviética había dominado por completo las competiciones internacionales de ajedrez, y sobre todo el Campeonato del Mundo;  esas victorias en el deporte de la inteligencia confirmaban, según Moscú, la superioridad del sistema soviético sobre occidente. Pero nadie contaba con Bobby Fischer. Genio disfuncional e irrepetible, el talento innato de Fischer y su personalidad única lo convirtieron en la persona ideal para enfrentarse al dominio soviético. Vivía para el ajedrez veinticuatro horas al día y había aplastado a todos sus adversarios hasta llegar a la final. Cuando su volatilidad lo traicionó y le hizo perder las dos primeras partidas, Henry Kissinger entró en acción para conminarle a luchar por su país.  Al otro lado del tablero, Boris Spasski, un hombre complejo, sensible, el campeón menos soviético.  Como revelan los autores, cuando Spasski comenzó a perder, el KGB también decidió intervenir en su ayuda…

     Durante el verano de 1972, en Reikjavik, la lucha de estos dos hombres sobre un tablero de ajedrez por el Campeonato del Mundo simbolizó la lucha de dos sistemas irreconciliables por la hegemonía mundial.  La final, que centró la atención del mundo entero, es considerada –el duelo del siglo-, y es sin duda la más famosa de la historia.  En esta obra fascinante, Edmonds y Eidinow reconstruyen magistralmente la tensión del ambiente, los golpes de efecto de ambos bandos y las intrigas que rodearon cada partida.”  

   Para los fanáticos de Fischer, este es un libro imperdible. Si bien es cierto, contiene datos bastante conocidos, también revela detalles inéditos y sabrosos entretelones del match del siglo. Buenas fotos y comentarios que dan ganas de inmediato de volver a reproducir las célebres partidas. En algunos pasajes, el libro se hace un tanto tedioso (tal sea porque conozco mucho del tema) pero en otros, sencillamente no podía para de leer.  Este texto lo pueden encontrar en la Librería Antártica y su precio no es barato ni excesivamente caro.

18)   ZUGZWANG (VELÁSQUEZ AJEDRECISTA)

        Eduardo Vasallo:   Editorial Cuarto Propio  2007, 227 páginas.

      “(…) Y ni decir que ahora donde estirara la mano podía hallar un tablero, desplazar una pieza, porque la casa la había llenado de tableros en los que se estaban jugando decenas  de  partidas “en observación”: antiguas, clásicas, modernas, partidas de los últimos grandes torneos jugados por el mundo; tableros grandes y pequeños (todos los días, durante una semana, había salido a comprar compulsivamente cinco o seis) en la cocina, el baño, sobre la mesa del comedor, sobre el sofá, sobre la cama, hasta en el suelo, lugares todos, por años, indemnes al ajedrez. Velásquez ya estaba hasta la coronilla de tener en la casa un lugar “asignado”, ese y no otro (“el estudio”) para el ajedrez. Tenía que ir “ahí” a mover las piezas.  El quería tener un tablero a mano si tiraba la cadena del baño, si contestaba el teléfono, si estaba en la cocina preparando sus chunchules, o si estaba de pie, tendido, acostado o con la cabeza para abajo en cualquier parte de la casa haciendo o no haciendo nada, pero de pronto con ganas irrefrenables de mover una pieza en ese mismísimo instante….”

   Vasallo es un conocido escritor chileno y habitué del Club Chile. Según me cuentan, un fanático del ajedrez, que al igual que el suscrito, ha decidido volcar su pluma en nuestro querido juego. La historia que relata el libro, es una especie de parodia de la vida del popular César “Chico” Velásquez. En algunos pasajes el libro es demasiado técnico, lo que lo limita respecto al público que pueda leerlo. Hay muchos aspectos que supongo son de ficción y otros que si son sacados de la realidad. Con el respeto que me merece, a veces queda la impresión que los ajedrecistas somos todos “agilaos y bohemios”, al menos esa impresión queda tras leer el texto. La propuesta de Eduardo Vasallo me parece atrevida y no se que pensará el maestros Velásquez de todo esto. Es mi opinión personal, el texto me gustó mucho y me parece otro imprescindible en nuestras bibliotecas de ajedrez y literatura.  Para los que quieran comprarlo, entonces vayan a la Librería Antártica del centro de Santiago.

   19)    HARRY POTTER Y LA PIEDRA FILOSOFAL

             J. K. Rowling:  Ediciones Salamandra S.A.  1997,  254 páginas.

      “Harry Potter se ha quedado huérfano y vive en casa de sus abominables tíos y del insoportable primo Dudley. Harry se siente muy triste y solo hasta que un buen día recibe una carta que cambiará su vida para siempre. En ella le comunican que ha sido aceptado como alumno en el Colegio interno Hogwarts de Magia y Hechicería.  A partir de ese momento, la suerte de Harry da un vuelco espectacular. En esa escuela tan especial aprenderá encantamientos, trucos fabulosos y tácticas de defensa contra las malas artes.  Se convertirá en el campeón escolar de quidditch, especie de fútbol aéreo que se juega montado sobre escobas, y se hará un puñado de buenos amigos … aunque también algunos temibles enemigos.  Pero sobre todo, conocerá los secretos que le permitirán cumplir con su destino.  Pues, aunque no lo parezca a primera vista, Harry no es un chico común y corriente. ¡Es un verdadero mago!”

   Para los que han visto la película, recordarán que en los pasajes finales, Harry y Ron debieron jugar una partida en vivo contra el ajedrez mágico y de como Ron Weasley –el maestro de ajedrez- se sacrificaba para que Harry avanzara y derrotara a Lord Voldermort, para proteger la piedra filosofal. (Capítulo 16)

    Durante todo el texto, el ajedrez está presente y al final, a Ron, se le confiere el premio como el mejor jugador de ajedrez que jamás haya existido en Hogwarts. (Capítulo 17)  Comparado con otros textos, este libro tiene más de ajedrez que algún otro que haya comentado antes, pero aún así, no lo incluiría en mi anaquel de textos en donde el juega tenga un papel preponderante. En resumen, es un texto prescindible. 

5)    20)  LAS HISTORIAS DE CHESSMAN (Pasión y vida de un ajedrecista chileno)

6)              Germán Bielefeldt:   Autoedición 2003, 120 páginas.

   “El ajedrez es una disciplina deportiva silenciosa, pero sin embargo, bastante popular en el mundo entero. El destacado cultor osornino, hace una invitación a descubrir un mundo mágico por medio de esta obra.  El texto constituye un  libro único en su género en nuestro país, ya que si bien es cierto, se refiere al ajedrez, no es un texto técnico, es apto para todo tipo de público.

    En 20 relatos de la vida del autor en torno al ajedrez, los cuales abarcan el periodo 1975 a 2003, Bielefeldt da una visión diferente acerca de este apasionante mundo y deja entrever a su vez, una profunda crítica al sistema social chileno. El trabajo se complementa con una pequeña sección técnica donde el autor presenta 5 de sus mejores partidas magistrales y 6 problemas origínales de ajedrez.”

   No diré nada, solo transcribiré algunas palabras de lectores.

    “He leído con atención el libro y realmente me ha gustado mucho. Por el estilo, se hace evidente la experiencia y horas de vuelo como redactor, pero además me agradó mucho el estilo relajado, sencillo, autóctono que plasma en sus relatos. Sobre los mismos, me son muy cercanos, y me han hecho recordar otros tantos que me ha tocado vivir. Cuando leo sobre los matches entre osorninos y valdivianos, me parecen eslovenos contra austriacos o californianos contra neoyorkinos.” (Manuel Reyes J.)

    “Estimo que el libro tiene una virtud, y es que el autor ha plasmado en el, historias que muchos hemos vivido en menor o mayor grado. Los recuerdos afloran solos al leer la pasión y  el amor que tiene Chessman por este bello deporte-ciencia, o arte como bien lo define el autor. En mi caso, Germán ha evitado que yo tenga que escribir un libro, pues aunque mi carrera como ajedrecista, dirigente y difusor del ajedrez no se compara nada con la de Germán, si me sentí identificado con muchas de las historias contadas.  Ese es el principal valor de las Historias de Chessman.”  (Jaime Jaramillo)

     “Aprovechando el viaje entre Valdivia y Temuco, leí detenidamente el trabajo realizado por Germán.  El texto contiene una serie de anécdotas muy ricas en contenido, con divertidos detalles y aventuras que la verdad a uno lo dejan con todas las ganas de emprender rumbo a Osorno para conocer el club de la ciudad y además a la legendaria “señora Luisa”. Creo que lo que más gusto le deja a uno de las anécdotas, es la descripción de los hechos desde el punto de vista personal del autor, en donde en muchos pasajes expresa lo que  ”él”  realmente siente por ciertas situaciones.  Notables son las descripciones de momentos eufóricos luego de sendos triunfos ante tradicionales rivales.”  (Jorge Egger)

   “Qué otro tema podría haber tomado Germán Bielefeldt para escribir, que no sea sobre el ajedrez. Uno de los mejores representantes del deporte ciencia de nuestra ciudad, sorprende gratamente con este libro. Un texto con un ingrediente importante, el autor escribe  en torno a algo que conoce a fondo. Bielefeldt ha representado a Osorno en innumerables torneos de ajedrez, teniendo resultados bastante aceptables y esta vez mostrando una faceta no muy conocida y en silencio, haciendo honor a su estilo presenta este libro. Bielefeldt a través de las páginas de la obra, nos da a conocer historias que giran en torno a su experiencia en los torneos de este deporte. En estas breves narraciones se adentra en el aspecto humano del ajedrez y la idiosincrasia del chileno. Chessman es el apodo de Bielefeldt y nos recuerda la pasión que siente por este juego y las ganas de masificar su práctica, desmitificando la lejanía de los cultores o de los iniciados que están entre el común de la gente.” (Christian Schmidt  “Diario el Osornino”)

              En caso que los lectores sepan de algún título que no se haya nombrado, agradeceré hacerlo saber a la dirección germanico39@hotmail.com  indicando su autor y año.   

Viste:  http://desdemitorre.zoomblog.com

“Chessman”

Osorno, agosto 10 de 2007.