EL “TEMA INDIO” EN LA COMPOSICIÓN DE PROBLEMAS DE AJEDREZ


1. Introducción:

El arte de la composición ajedrecística, es tal vez uno de los más bellos del mundo 64. Hay que realmente amar al ajedrez para dedicarle tiempo a la resolución de acertijos y componer obras de ésta índole. Como buen aficionado al arte de los escaques y trebejos, los problemas de ajedrez siempre me han cautivado y me gusta explorar y descubrir la verdad. Cada composición es una obra maestra, unas más logradas que otras, pero obras de la creación humana y eso merece nuestro respeto. En los tiempos actuales, los programas informáticos de ajedrez facilitan la tarea del solucionista y también ayudan al compositor a revisar sus obras y evitar dobles soluciones o defensas ocultas, cosa que antes era imposible y todo debía calcularse a “mano” o “a capella”. Probablemente, la aparición de las máquinas ha hecho que la solución de problemas carezca de sentido y eso ha contribuido a una baja notable en la creación de nuevas obras. Sin embargo, aún quedamos románticos que gustamos de los problemas y buscamos la solución sin programa, sólo por el lindo arte de pensar por si mismos y regocijarnos con la belleza del ajedrez.

El presente artículo se centrará en uno de mis temas favoritos de composición, el “Tema Indio”.

2. Orígenes:

Las primeras composiciones con este tema datan del año 1845 con una creación del compositor H. A. Loveday, quien propuso el siguiente problema:


Diagrama Nº 1

Blancas juegan y dan mate en 3 movidas

 

La solución es 1 Ac1! b5 2 Td2 Rf4 3 Td4 mate.

El problema resultó novedoso para la época y por razones desconocidas se le apodó como “Tema Indio”, quedando así hasta nuestros días. La idea central es hacer una jugada que permita esconder a la pieza que mueve para así liberar del ahogo al rey contrario,  para luego rematar el juego con un jaque a la descubierta y a veces doble.

El problema fue publicado en 1845 por H. Staunton en su famosa revista “The Chess Player´s Chronicle”.Posteriormente, fueron apareciendo nuevas ideas en el tema, unas más sofisticadas como la del compositor  Th. Herlin de 1845

Diagrama Nº 2

Blancas juegan y dan mate en 4 movidas

La solución es: 1 Rc7 Ra5 2  Af6! Ra6 3 Ad8! Ra5 4 Rb7 mate.

En este caso, el problema no concluye con un jaque doble, pero si existe el movimiento para esconder a la pieza y dar el mate descubriendo a esa misma pieza. 

3. W. Pauly:

Uno de los más grandes compositores en el “Tema Indio” es W. Pauly, quien en el año 1927 propuso el siguiente acertijo

Diagrama Nº 3

Blancas juegan y dan mate en 3 movidas

La solución es sencilla: 1 Ta1! e2 2 Cb1 C mueve 3 Cd2 mate

Como en el problema original de Loveday, este igual concluye con un jaque doble, a lo que podríamos llamar un “Indio Perfecto.”


4. ¿Los grandes también se equivocan? o ¿Los copiones transcriben mal las posiciones?

Un par de años después, vale decir en 1929, el mismo W. Pauly ofreció al mundo 64 el siguiente problema con el nombre de “Doble Indio”

Diagrama Nº 4

Blancas juegan y dan mate en 4 movidas

La solución de este problema es realmente bella y lo ví por primera vez en una columna de ajedrez del diario La Tercera de Chile allá en el lejano 1980 y que para aquella época era un real aporte del desaparecido Maestro Internacional René Letelier Martner, en un país tercermundista y sin gran material de ajedrez para alimentar nuestra biblioteca y archivos personales. El autor propone la siguiente solución y es en lo que coincide el columnista Letelier, el que presentó la obra como “Tema Indio” y me puse a buscar una solución “India” sin reparar en otra:

1 Te7!  con las siguientes variantes: 
A) 1 … g6 2 Th7! g5 3 Thh1 c6 4 Txb1 mate.
B) 1 … g5 2 Ag8! c6 3 Tf7! Rxa2 4 Ta7 mate (“Indio perfecto”)
C) 1 … c6 2 Ta7 g5 (2 … g6 3 Ad3 g5 4 Txb1 mate) 3 Aa6!! Rxa2 4 Ac4 mate (Un “Indio” hermoso) 

Sin embargo, todo esto es muy lindo pero como en todas las cosas, hay un pero….  Cuando decidí realizar el presente artículo me acordé de varios “Indios” que había visto en mi vida, busqué en mis viejos archivos hasta reencontrarme con éste de W. Pauly. Como los tiempos han cambiado, decidí someter el problema al juicio del siempre bien ponderado Fritz y,  ¡¡sorpresa de sorpresas!! el programa encontró un sencillo mate en tres partiendo con 1 a4!! enlazada con la rudimentaria idea 2 Te3 y 3 Ta3 con mate imparable a cualquier respuesta negra. Me pregunté: “¿Cómo es posible que no me haya dado cuenta de esto antes?”  “Debe haber un error en el diagrama, Pauly no puede ser tan torpe”. La búsqueda siguió hasta dar con el mismo problema en un libro de Fred Reinfeld en su versión en inglés del año 1974, “The Joys of Chess”.

En la página 107 salé exactamente la misma posición y la misma solución. Ya no había duda, el problema fue demolido por la máquina. ¿Pero cómo es posible que un problema tan famoso no haya sido rigurosamente revisado antes de su publicación original y como otros autores lo reproducen sin un juicio a toda prueba? Todo tiene su justificación: Reinfeld pensó igual que casi todos nosotros, no puso en duda la veracidad de Pauly ni el estado del arte y tampoco existían programas que faciliten la tarea del análisis. No contento con esto, encontramos una segunda solución de mate en 4 en la siguiente secuencia: 1 Ab3 g5 2 T4x2 c6 3  Txb1+ Rxb1 4 Te1 mate.  Finalmente, para salvar el honor del gran autor y evitar la demolición total del problema, agreguemos a la posición original un peón blanco en d2 y otro negro en d3 y así podríamos pensar que más que un error del compositor, Reinfeld transcribió mal la posición y que el maestro Letelier tomó de allí el ejemplo. Fritz me guiña el ojo diciendo: “En la nueva posición, el único mate en cuatro comienza con 1 Te7!!”

5.  Creaciones locales respecto al “Tema Indio”:

En los inolvidables años ochenta, me dediqué fuertemente a la composición de problemas de ajedrez, tratando de emular a los grandes maestros del tablero, expertos en este tipo de acertijos. Compuse un buen número de ellos, los que en mi país casi nunca fueron cotizados, porque en Chile existe la mala costumbre de no considerar al creador de casa, pero en fin, ese es otro cuento y en todo caso mis pequeñas composiciones no están a la altura de los grandes, pero como ya dije antes, siempre hay un pero y esta vez ese pero es positivo. El sitio web www.zonadejaedrez.com una “página para aficionados escrita por aficionados” (GM Marc Narciso) ha publicado muchas de mis obras y la verdad, al parecer, han gustado. Es cierto también, que algunas fueron publicadas en Chile, en revistas de circulación nacional y que otro buen número las publiqué en un libro de autoedición llamado “Las Historias de Chessman” del año 2003.  Bueno, cuento corto, terminamos este artículo con dos “Temas Indios” de mi autoría y del año 1985.


Diagrama Nº 5

Blancas juegan y dan mate en 3 movidas

La solución es: 1 Ae5!! e6 2 Td4 C (da, d3+, c4 o a4)  3 Tx(d1, d3, c4 o a4) mate. 

De este mismo problema, tengo una versión b) cuya posición es la siguiente: Blancas: Rc1, Td8, Ac2, Ad4, e6 (5) Negras: Ra1, Cb2, a4, a3, d5 (5) y el mecanismo de mate es idéntico, pero la presencia del alfil de “c2” afea el problema, “mucha pieza para evitar un dual”. Un modesto peón cumple la misma función.

Diagrama Nº 6

Blancas juegan y dan mate en 3 movidas

Solución: 1 Ta3! e3 2 Ca4 A juega 3 Cc5 mate

Un problema pobre, mala copia del de W. Pauly, el mismo tema pero en la banda “a”, que concluye con el jaque doble de Loveday. La opinión del autor es que esta obra no merece ser publicada, salvo aquí para fines pedagógicos.

Es de esperar que esta contribución ayude al reencantamiento por los problemas de ajedrez. Espero las sugerencias y aporte de los lectores.

6. Referencias Bibliográficas utilizadas:

a) Bielefeldt, Germán: “Las Historias de Chessman”, autoedición, Chile 2003, página 111.

b) Bielefeldt, Germán: “Columna el Mundo del Ajedrez”, Diario Austral de Osorno, Chile 1989.

c) Bielefeldt, Germán: Cuadernos de trabajo y apuntes personales.

d) Reinfeld, Fred: “The Joys of Chess”, Collier Books, USA 1974 páginas 107 y 108.

e) Seneca Camil; “150 Problèmes d ` échecs”, Jean -Claude-Simoën, Francia 1983, páginas 17, 18 y 19.

f) Letelier, René: “Diario La Tercera de la Hora”. Chile 1980

g) www.zonadeajedrez.com  España 2008.


Chessman
Osorno – Chile
Diciembre de 2008.-