EL PEÓN TRAICIONERO

Por.  Germán Bielefeldt V.

    En el Torneo de Dos Hermanas jugado en España en marzo de 2004, el Gran Maestro chileno Roberto Cifuentes Parada, tuvo una destacada participación, jugando un  ajedrez  de gran calidad, tanto así que en su partida contra el MI Mohamed Tissir, arribó a un siempre escaso y raro final de dos caballos contra peón, logrando una victoria muy pedagógica “como de libro”.  Considerando que este tipo de finales es muy poco conocido entre la gran masa de aficionados amateur, he considerado comentarlo tomando como referencia el excelente libro del Dr. Carlos Lafora Dos Caballos en Combate  (Editorial Ricardo Aguilera, España 1965, 206 páginas)

   La posición del juego de Cifuentes es la siguiente:


Nº 1

Cifuentes – Tissir

Después de 60.  Rxb1 …

    Es claro que el final de dos caballos contra rey es tablas teóricamente, pues el bando fuerte no puede dar mate sin antes ahogar al rey enemigo (Obvio, la posición de mate existe, pero no se puede llegar a ella, salvo excepciones de posiciones de estudios compuestos.  Sin embargo, cuando al bando débil le queda un peón, el asunto cambia notablemente y dependiendo en que línea esté el peón, el bando de los dos caballos debe imponerse, es por ello que me gusta la expresión para éste tipo de finales “el peón traidor”.    El final que comentaré muy rara vez se presenta (nunca lo he tenido en más de mis 1.200 partidas de torneos y además ¡Trato de evitarlo!, ya que su ejecución hacia el éxito es muy complicado)

   Este tipo de posiciones se gana arrinconando al rey en una esquina, para ello se debe maniobrar con el rey y un caballo, en tanto que el otro corcel, debe bloquear el peón y solamente cuando el rey del bando débil está en la esquina, el caballo bloqueador deja avanzar al peón para dar el mate.  Los más lindos ejemplos se logran cuando el peón corona pero a la jugada siguiente, el caballo da mate.

   Antes de analizar el final del maestro chileno, hay que tener presente algunos conceptos básicos:

Bloqueo horizontal del rey en el rincón: Las posiciones básicas de éste bloqueo se presentan en las posiciones siguientes: 1)  B) Rb3, Cd3 N) Rb1 2) B) Rg3, Ce3 N) Rg1  3) B) Rg6, Ce6 N) Rg8  4) B) Rb6, Cd6 N) Rb8

Bloqueo Vertical del rey en el rincón: Las posiciones básicas de éste bloqueo se presentan en las posiciones siguientes:  1) B) Rc2, Cc4 N) Ra2  2) B) Rf2, Cf4 N) Rh2  3) B) Rf7, Cf5 N) Rh7  4) B) Rc7, Cc5 N) Ra7

    Otro tema a considerar es saber a que rincón hay que conducir al rey débil dependiendo de la posición del peón.  Para el caso de la presente partida, Cifuentes lleva al rey hasta “h8” ya que el peón se encuentra dentro de la zona de victoria para las blancas, es decir, alcanza a coronar pero reciben mate inmediatamente después.  Para entender mejor esto, veamos la siguiente posición, con el rey en el rincón “h8”.   


Nº 2

Cordón o límite correspondiente al rincón “h8”

   Para este caso si el peón negro se encuentra en las casillas a4, b5, c4, d4, e3, f3, g4 o h3, las blancas siempre deben ganan.   Observamos aquí incluso que el peón de Tissir, se encuentra en h4, es decir, a las blancas les sobra incluso un tiempo, con lo cual desde el punto de vista estético, el final no será tan lindo porque el peón no coronará.

   Para completar el tema de los rincones, el Dr. Lafora elaboró una tabla que, según donde se ubique el “traidor”, se sabe a que rincón debe llevarse al rey débil.

Peón

Rincones

a3

a8 y a1

b5

en los cuatro

b4

h8 y a1

b3

h1

c3

a8 y h1

d3

a8 y h1

e3

h8 y a1

f3

h8 y a1

g3

h8

g4

h1 y a8

g5

en los cuatro

h3

h1 y h8

   Ahora, para efectuar el encierro del rey en el rincón, existe toda una técnica que sería imposible explicar en estas breves líneas, pero lo importante es saber que el final es complejo y  lo que he descrito antes, es lo básico que hay que conocer.   Veamos ahora como Cifuentes ejecuta la maniobra victoriosa a partir del diagrama Nº 1.

1 … Rf5 2 Rc2 Re4 3 Ce2 Rf3 4 Rd3 Rg4 5 Cef4 (Las primeras movidas son lógicas, las negras permanecen en el centro y las blancas tratan de cerrar el círculo sobre el rey enemigo) Rf5 6 Rd4 Rf6 (Más resistencia parece ofrecer según Fritz 6 … Rg4 7 Re4 Rg3 8 Re3 Rg4 [No vale 8 … Rh2?? 9 Rf2 Rh1 10 Cg5 Rh2 11 Cf3+ Rh1 12 Cd3 h3 13 Rg3 h2 14 Cf2 Mate] 9 Rf2 Rf5 10 Rf3 Re5, etc.) 7 Rd5 Rf5 8 Cd3 Rf6 (Si 8 … Rg4 9 Cdf2+ Rg3 10 Re4  Rh2 y el rey entra voluntariamente a un rincón) 9 Rd6 Rf5 10 Cdf2 (Nótese como los caballos crean un cerco al rey. Aquí Fritz ya dice que la ventaja blanca es de más de un punto) Rf6 11 Ce4+ Rf5 12 Ceg5 Rg6 13 Ce6 Rf5 14 Rd5 Rf6 (Nuevamente parece más fuerte 14 … Rg4 15 Ceg5 Rg3 16 Re4 Rg4) 15 Cd4 Re7 16 Rc6 Rf6 17 Rd6 Rf7 18 Cf5 Rg6 19 Ce3 Rf7 20 Cd5 Re8 (Paulatinamente el rey ha sido relegado a una banda, pero me da la impresión que las negras pueden defenderse mejor.  Esto demuestra lo complejo del final y Fritz no da variantes definitivas [En todo caso, no hay que creerle tanto al programa ¡uno sé mal acostumbra a no analizar!]) 21 Rc7 Rf8 22 Rd8 Rg7 23 Rd7 Rf8 24 Cc7 Rf7 25 Ce8 Rf8 26 Cd6 Rg7 27 Re6 Rg6 28 Cf7 (Cada vez el espacio del rey negro es más reducido) Rg7 (En caso de 28 … Rh5 29 Ce5 Rh6 30 Rf6 Rh7 [Si el rey va para el otro lado, se produce el mate más hermoso, con coronación incluida 30 … Rh5 31 Cf4+ Rh6 32 Cg4+ Rh7 33 Rf7 h3 34 Ce6 h2 35 Cg5+ Rh8 36 Ce5 h1(D) 37 Cg6++] 31 Rf7 Rh6 [31 … Rh8 32 Cg5 h3 33 Cg6++]  32 Cc4! Rh7 33 Ce3 Rh6 34 Rf6 Rh7 35  Cf5 Rg8 36 Re7 Rh8 37 Rf7 Rh7 38 Cg5+ Rh8 39 Ce3 h3 40 Cg6++) 29 Ce5 Rf8 30 Rd7 Rg7 31 Re7 Rg8 32 Cg6 Rg7 33 Cf8 Rh6  (Igual conduce al mate 33 … Rg8 34 Ce6 Rh7 35 Rf7 Rh6 36 Cg7 Rh7 37 Cf5 Rh8 38 Cg5 h3 39 Ce7 h2 40 Cg6 Mate.  Ya se puede apreciar que la red de mate tejida sobre el negra es decisiva) 34 Rf6 Rh5 35 Rf5 Rh6 36 Ce6 Rh5 37 Cg7+ Rh6 38 Rf6

Nº 3


Después de 38. Rf6 …

(Ahora hay mate en siete) Rh7 39 Cf5 Rg8 40 Re7 Rh7 41 Rf7 Rh8 42 Cg5 (Y sin esperar avanzar su peón, las negras se rindieron pues son mateadas tras 42 … h3 43 Ce7 h2 44 Cg6++)  1 – 0.

     Agradecimientos especiales a Gerardo Negrete por aportar tan magnifica partida y también a Fritz, por simplificar notablemente la tarea del comentarista (al menos para este tipo de finales)

“Chessman”

Osorno, abril de 2005.